«Con una prosa elástica que lo mismo puede hacer piruetas de excelente ingenio que sucumbir en unos renglones a la lírica más ajustada y profunda, Un milagro informalcoloca a Fernando Iwasaki en una posición excelente como narrador: en la posición de los escritores que merecen ser leídos, celebrados y recomendados»
Juan Bonilla, El Mundo(Madrid)

«Iwasaki ha tenido la generosidad de regalarnos una vez más su maestría literaria, su magia verbal, su fino sarcasmo trufado de melancolía y su compromiso indiscutible con la literatura de altos vuelos. En Un milagro informalpodemos disfrutar de la palabra, de la sintaxis, de la adjetivación desparramada y cosmopolita de uno de los escritores en español que más someten el español al mestizaje cultural que una vez le hizo rico y poderoso. Sus cuentos supuran saber hacer y ofrecen al lector una visión realmente peculiar de lo que debe ser una escritura que parte de la tradición pero que no se amedrenta por explorar terrenos desconocidos de la lengua, turbando al lector en cada punto y aparte, más y más cada vez hasta exprimirle las gónadas y provocar su deleite»
Fernando Royuela, La Clave(Madrid)

«Profesor, novelista y ensayista, el ámbito –hasta el momento- en el que se ha desarrollado mejor Fernando Iwasaki es en el relato. Divertido, profundo cuando conviene, bien escrito, audaz, diverso; sólo cabe recomendar a los lectores que no pierdan la oportunidad de saborear su último libro»
Joaquín Marco, El Cultural(Madrid)http://www.elcultural.es/historico_articulo.asp?c=7543

«Detrás de la trabajada técnica de su prosa se esconde aún el Fernando Iwasaki que prologa el libro anunciando que cocina una próxima novela. El título de ese prólogo evoca el modo de Macedonio Fernández, acaso la tradición a la que más se vincula la inventiva de Iwasaki: un humorismo tan inteligente como escaso en nuestras letras; una lección de escepticismo ante la vida y de sutileza en la expresión»
Arturo García Ramos, ABC Cultural(Madrid) http://www.abc.es/cultural/

«Iwasaki, dentro de la tradición iberoamericana, tiene la virtud del manejo de un lenguaje fresco, rico en matices y, sobre todo, de una extraordinaria realización. A veces es el uso de la primera persona narrativa, otras el relato omnisciente o el estilo indirecto libre, pero siempre manejando los registros de modo sobradamente acertado»
Luis de la Peña, Caballo Verde(Madrid) http://www.larazon.es/ediciones/anteriores/2003-07-17/noticias/noti_cab04.htm

«El mejor Fernando Iwasaki brilla a la hora de delinear diferentes perfiles humanos, de liberar la realidad de sus habituales corsés, de tensar la peripecia y articular un lenguaje que combina lo culto con lo popular, el artificio intencionado con la sutil inteligencia y especialmente con ese humor lúcido, valiente, ameno en invención y cálculo que tanto necesita la narrativa nacional»
Guillermo Busutil, Mercurio (Sevilla) 

«Iwasaki tiene la fluidez y la insolencia de un buen prosista. Los cuentos están llenos de giros peruanos, basados en el despliegue de un lenguaje coloquial. En ellos, la insolencia es una cualidad estética, una forma de rozar la verdad»
Alonso Cueto, Dominical(Lima) http://www.elcomercioperu.com.pe/Noticias/Html/2003-09-20/Dominical0055402.html

«Iwasaki está en pleno dominio de una prosa ágil y precisa, donde la concisión remite más a las lecciones de Borges y Cortázar (sustanciosas en matices verbales y resonancias culturales) que al autocontrol hemingwayano y el “minimalismo” de Carver. Logra una fluidez sumamente eficaz; unida al ingenio de la trama y la rica gama humorística de sus descripciones y diálogos, todo ello con penetración psicológica y espesor simbólico; encandila al lector, sin faltar comparaciones y metáforas que quedan relampagueando en su imaginación»
Ricardo González Vigil, El Comercio (Lima) http://www.elcomercioperu.com.pe/Noticias/Html/2003-09-17/Luces0054296.html

«Iwasaki demuestra con este retorno a la ficción que está en su mejor forma y que sus compatriotas merecemos tener mayor acceso a su obra, tanto de la que venga como de la que pasó por estas tierras sin mucha difusión
Daniel Soria, Etecé(Lima) http://etece.terra.com.pe/ediciones/detalle_articulo.asp?cod_articulo=648&cod_edicion=65

«En el relato “El derby de los penúltimos” Fernando Iwasaki alcanza la maestría en el arte de hacer de la intertextualidad un personaje más, y no el menos inquietante o conmovedor. Se trata, sin duda, de su mejor cuento y quizás del mejor cuento escrito por un peruano»
Camilo Torres, Hueso Húmero(Lima)

«Las historias de Iwasaki Cauti varían en extensión, pero todas ellas están dotadas de ingenio, energía y ese espíritu retozón, que es su sello. Suele cambiar de paso en los cuentos (el espacio breve le sienta bien) y a veces lo que comienza como una sátira se convierte en fantasía y, al fin, la narración adquiere una nueva significación, una luz retrospectiva diferente»
Rubén Loza Aguerrebere, El País(Montevideo) http://www.elpais.com.uy/03/10/18/predit_63091.asp