Inquisiciones Peruanas
Padilla Libros
Sevilla, 1994

Inquisiciones Peruanas
Prólogo de Mario Vargas Llosa
Peisa
Lima, 1996

Inquisiciones Peruanas
Prólogo de Mario Vargas Llosa
Renacimiento
Sevilla, 1997

Inquisiciones Peruanas
Prólogo de Mario Vargas Llosa
Páginas de Espuma
Madrid, 2007

«Iwasaki pone en tensión sus prerrogativas como historiador, narrador, ensayista y peruano, para entregarnos el perfil punzante, deliciosamente elaborado, de una ciudad sensorial e inquisidora. Es capaz de transformar el relato de estos procesos truculentos y reales en delicadas viñetas a medio camino entre las Tradiciones Peruanas de Ricardo Palma y los Cuentos del Decamerón de Boccaccio»
María Elena Cruz Varela, ABC Literario (Madrid)

«De alumbrados, ignorantes, religiosas ilusas, frailes lujuriosos y de la providencia y artes que contra todos ellos dispuso el Santo Oficio trata el regocijante libro Inquisiciones Peruanas de Iwasaki»
Alberto Guallart, El Correo de Andalucía (Sevilla)

«Inquisiciones Peruanas es imposible de encajar en los moldes de un género determinado: no es un ensayo, no es un libro histórico, pero tampoco es ficción; por sus especiales y personales características –que tienen tanto de instructivo como de divertido-, podríamos decir que estamos ante un libro de género Iwasaki»
Norberto Luis Romero, Clarín (Oviedo)

«El pecado de la carne y los embustes y lascivias y desvergüenzas con que Satán hizo caer en él a a inquisidores y otros celosos guardianes de la fe y la pureza, son el tema central de las páginas de este libro desinhibido y burlón que destapa hechos atroces con una ancha sonrisa contagiosa. No hay precedente en nuestras letras de un libro así. Las Tradiciones en salsa verde –clandestinas hasta hace un tiempo- resultan agua de malvas a su lado»
Abelardo Oquendo, La República (Lima)

«Fernando Iwasaki nos entrega Inquisiciones Peruanas , un libro que va a medias entre la creación literaria y la recreación histórica. Trabajando sobre textos coloniales, y forzando el lenguaje con intención lúdica, el autor elabora una inesperada y colorida recuperación narrativa de cuño romántico»
Gustavo Faverón, SOMOS (Lima)

«Los trece textos que ha recreado Iwasaki, al mismo tiempo que nos divierten, nos enseñan que la libertad no sólo sexual, sino de opinar y creer, es un manto muy fácil de rasgar o romper»
Ismael Pinto, Expreso (Lima)

«Iwasaki rescata para nosotros una serie de procesos inquisitoriales llevados a cabo en Lima entre los siglos XVI y XVIII, pero los rescata con lengua de primera calidad, sabrosa y sazonada, la lengua que se requiere para describirnos la Lima pecaminosa que latía furiosamente debajo de aquella otra de santos y conventos, privilegiada por la historia oficial»
Luis Freire, El Sol (Lima)

«La sucesión de los hechos aquí pintados y su exotismo alucinante, alimenta las zozobras del lector. La constelación de personajes que Iwasaki ha recuperado en Inquisiciones Peruanas , conforma un libro insólito, pleno de sensibilidad y magia»
Rubén Loza Aguerrebere, El País (Montevideo)