«Mírame cuando te ame no sólo es una delicia por la forma en que está narrada, sino porque hay tal dosis de ternura y melancolía, que se nos queda grabada en el recuerdo mucho tiempo después de haberlo leído»
Marta María López, El Desván de los Libros (Asturias)

«Iwasaki hace extrañar su gran manejo del lenguaje. Pero sobre todo hace extrañar su gran sentido del humor. Tibia, melancólica y excesivamente expeditiva, Mírame cuando te ameno llega a cumplir todo lo que promete. Pilar es un personaje fascinante, hecha de fuego, rapidez mental y ánimo pedagógico. Y de ella al final no queda más que un suspiro. Demasiado rápido para tan poco: los lectores se quedan con la miel en los labios»
Luis Aguirre, El Correo (Lima)

«Una mujer de cuarenta años y un chico de dieciocho se ven envueltos en una historia de amor y sexo que arriba a un final desconcertante. En esta divertidísima novela, Fernando Iwasaki crea un mundo de personajes de carne y hueso, hombres y mujeres movidos por complejos impulsos, que viven agobiados por sus debilidades y sus pequeñas angustias. Respóndase a sí mismo cuando lea estas páginas, ¿usted también quiere amar y mirar?»
Elene Gervilla, http://www.losnoveles.net/novedades10.htm